Descodificación Biológica

¿Por qué si uno sabe nadar flota sin moverse y cuando no sabe se hunde? El miedo pesa

Miguel Delibes

-

La partida

De pequeña, cada vez que tenía miedo, mi abuela me preguntaba qué color o qué forma tenía? Y aunque yo le contestaba que de todos los colores, la verdad es que siempre lo he imaginado como una densa niebla negra.

El miedo es una emoción que provoca una fuerte sensación desagradable ante la percepción de un peligro, ya sea real o imaginario, presente, futuro, incluso pasado.

Pero también es un mecanismo de supervivencia y de defensa que nos permite responder ante situaciones amenazantes con rapidez. Nos alerta, así que reporta beneficios para la perduración de la especie. Aparece en situaciones en las que se percibe peligro.

Se habla de miedo real o adaptativo cuando existe una proporcionalidad entre la intensidad de miedo sentido con la amenaza; miedo evolutivo que aparece en las etapas de desarrollo del niño y que guardará relación entre la maduración  de éste y el aprendizaje de habilidades cognitivas; y las fobias que son miedos desproporcionados o irracionales. El terror es la máxima expresión del miedo.

Las experiencias desde la infancia con los miedos van a ser diferentes. Los padres transmiten, entre otras muchas cosas, el aprendizaje del miedo como sistema de seguridad. Sin miedo se pecaría de temeridad Las diferencias para vivir estos miedos son personales aunque comparten rasgos sociales y culturales. En un análisis habrá que tener en cuenta el momento histórico y el tipo de sociedad en el que se viva, así como los patrones familiares y otros modelos de influencia emocional del entorno.

El miedo es aprendido. Se puede aprender a temer al rechazo, al abandono, al amor, al ridículo a la enfermedad, al miedo, a la muerte, a la vida…, pero también se puede desaprender cuando ese temor es desproporcionado, ineficaz, angustioso, infundado, limitante.

El miedo hace que suceda lo que uno teme

Viktor Frankl

Las respuestas al miedo se observan en 3 niveles diferentes:

  • En el nivel motor, con modificaciones en la conducta o en las expresiones de ésta, que van desde la inmovilidad total hasta los ataques de pánico, con huida desesperada de la fuente de peligro.
  • En el nivel fisiológico, con cambios que incluyen: ritmo cardíaco acelerado, sudoración excesiva, tensión muscular, sensación de nausea, urgencias de orinar y defecar, dificultad en respirar, temblores, dilatación de las pupilas erizamiento del pelo, aumento de la presión arterial.
  • En el nivel cognitivo, en el que los sentimientos y pensamientos pueden empezar como el simple malestar hasta el terror, pasando por urgencia de escapar y gritar, irritabilidad, ira, agresividad, sensación de irrealidad, falta de concentración, pensamientos irreales, etc.

En la llamada “nueva normalidad” el poder del miedo queda amplificado y utilizado para corregir conductas generando nuevos miedos individuales y colectivos. Existe una tendencia a la catastrofización mostrando la población, en general, una preocupación ante las informaciones y datos contradictorios ofrecidos por medios de comunicación, dirigentes y expertos.

Desde la Descodificación Biológica se revisan los miedos y creencias limitantes fomentando la actitud positiva en la creación de los recursos personales que hagan que estos miedos irracionales se diluyan.

La vida es un regalo, disfrútala.

cliff-2699812_1280