Descodificación Biológica

Biodescodificación Biológica

La Descodificación Biológica comprende que hay una correlación entre el estrés por la manera de vivir una situación determinada con la aparición de un síntoma o enfermedad en nuestro organismo.

Por Purificación Díaz

La Descodificación Biológica presenta un enfoque terapéutico basado en el significado o sentido biológico de los síntomas. Es un método complementario, y no excluyente, de otros tratamientos médicos o psicoterapéuticos que esté siguiendo el consultante.

La vida es una sucesión de instantes que, de acuerdo a experiencias pasadas, las cuales cada persona gestionará en base a sus necesidades, mapa mental, valores, creencias y momento histórico en el que vive, se catalogarán como buenos, malos o neutros. Es decir, les dará un sentido. Así decimos que hemos vivido algo positivo, negativo o no daremos importancia. De lo positivo extraemos un aprendizaje. Lo negativo será una fuente de estrés.

Ante un conflicto biológico, las personas reaccionamos de una manera muy diferente según nuestra historia y la de nuestros ancestros. La vida en general es una experiencia subjetiva que interpretamos según las gafas que llevemos puestas. El objetivo es que el consultante retome su vida con diferente mirada para dejar de caer en el error sucesivamente.

Desde la Descodificación entendemos que si aparece un síntoma (físico, funcional, orgánico o de comportamiento) previamente ha habido un acontecimiento desestabilizante con una carga de estrés emocional. Al instante preciso en el que se produce esa carga de estrés emocional se le denomina bioshock, y es en ese instante en el que una necesidad va a quedar sin respuesta al no contar la persona con recurso para ello. Así se produce el llamado conflicto biológico.

«La vida es una sucesión de instantes que, de acuerdo a experiencias pasadas, las cuales cada persona gestionará en base a sus necesidades

Este momento del bioshock será grabado y quedará memorizado en el cuerpo pudiendo ser revivido posteriormente en otras situaciones por resonancia o similitud. El resultado es un sentir biológico profundo, que es la clave de la Descodificación Biológica. Es ahí donde habrá que dirigirse para descodificar o desactivar una forma de funcionar en la vida, un síntoma o un problema de comportamiento.

El trabajo es descubrir cual fue esta vivencia profunda, ese conflicto o bloqueo emocional, a través de una escucha biológica, una escucha que nada tiene que ver con la psicológica. El acompañamiento desde la Descodificación biológica permite conocer el mecanismo por el cual quedó codificado el síntoma y, a través de múltiples herramientas, llegar al instante del bioschock, del choque biológico y descargar la tensión que quedó grabada mediante la evacuación de las sensaciones corporales para conseguir el bienestar pleno. Se utilizan métodos como la relajación o la sofrología, el dibujo inconsciente, el uso de cuentos, de metáforas terapéuticas, el gesto repetido, algunos elementos de la programación neurolingüística, la hipnosis ericksoniana, las constelaciones familiares, los ciclos celulares biológicos memorizados, la psicogenealogía, la creatividad o la visualización entre otras.

La Descodificación Biológica no presume de poseer la verdad absoluta, sino que es un enfoque complementario al médico o psicológico.  Se trabaja a partir de un conjunto de hipótesis en base a la información y datos que aporta el consultante. Es fundamental que la relación entre acompañante y consultante sea de total confianza y seguridad, ya que sólo así se podrá llegar al momento exacto y encontrar la causa de la dolencia o descubrir los bloqueos o miedos que impiden una vida plena y feliz.